Conocimiento financiero

Nuestros clientes pueden mejorar cuando saben cómo tomar mejores decisiones financieras. Educamos a nuestros clientes brindándoles comprensión sobre cómo pueden planificar un futuro mejor y ofreciéndoles productos y servicios de muy buen diseño.


Por qué invertimos en el conocimiento financiero

Cuando los clientes están empoderados para tomar decisiones informadas y eficientes pueden avanzar hacia un futuro mejor. A su vez, este éxito afecta positiviamente a sus hogares, a las comunidades que los rodea y a nuestro Banco.

Knowledge

Enseñar a través del ejemplo: promover el conocimiento financiero en Chile

Estudios recientes del Instituto Nacional de la Juventud en Chile demuestran que muchos jóvenes chilenos entre 15 y 29 años enfrentan problemas de deuda excesiva. El 4% de chilenos entre 15 y 19 años están endeudados. Esta cifra aumenta en la medida que avanzan de edad, con respecto a los jóvenes entre 20 y 24 años, 36% tienen deudas, mientras que 55% de chilenos entre 25 y 29 años están endeudados.

Ana Paula Aleixo, Gerente de RSC de Scotiabank Chile, cree que las cargas financieras excesivas limitan el futuro de los jóvenes y ponen en riesgo el bienestar financiero de Chile en el largo plazo. “Las personas que gozan de una buena salud financiera contribuyen para la creación de una mejor sociedad. Las líneas de crédito, préstamos y créditos hipotecarios pueden utilizarse para comprar cosas que de otro modo llevaría mucho tiempo ahorrar para adquirirlas y pueden permitir a los jóvenes construir un historial crediticio al realizar pagos puntuales, siempre y cuando utilicen estos recursos de manera responsable”, comenta.

“Los jóvenes chilenos necesitan urgentemente recibir educación sobre cómo utilizar los recursos financieros prudentemente, por el bien de todos.”

Un modelo práctico para impartir educación financiera

123 Emprender es una iniciativa patrocinada por Scotiabank en Chile cuyo objetivo es promover el conocimiento financiero entre los jóvenes. Se trata de una alianza entre el Banco, Juega Más y el Centro de Excelencia en Psicología Económica y del Consumo de la Universidad de la Frontera. 123 Emprender imparte capacitación a profesores chilenos a fin de ampliar el conocimiento financiero de sus estudiantes, al mismo tiempo que aumenta sus horizontes financieros. A diferencia de las clases tradicionales de educación financiera, el programa parte de la premisa de que los estudiantes aprenden mejor a través de proyectos prácticos, donde pueden tener un sentido de responsabilidad enfocado en los resultados de un proyecto a largo plazo.

Mejorar la salud de los estudiantes

Antes de 123 Emprender, la unidad de salud en la escuela pública Centro Educacional Mariano Egaña en Peñalolén (una comuna en la provincia de Santiago en Chile) carecía de personal suficiente y requería suministros y materiales. Gracias a la orientación de los profesores capacitados a través de la iniciativa 123 Emprender, los estudiantes mejoraron de forma significativa estas condiciones. Después de identificar qué suministros se requerían en la unidad de salud, los estudiantes presentaron un plan de negocios a Scotiabank, lo que les permitió tener acceso a una suma pequeña de capital. Apegándose a la estrategia expuesta en su plan de negocios, los estudiantes utilizaron este dinero para crear material destinado a actividades de recaudación de fondos, tales como afiches, folletos y otros artículos promocionales.

El éxito de estas campañas dio notoriedad a la unidad de salud entre los estudiantes, padres y la comunidad local. Como resultado directo de sus esfuerzos, la escuela se ha comprometido a destinar 10% del dinero reunido a través de todas las campañas de recaudación de fondos directamente a la unidad de salud. Esto ha creado un fondo de reserva que está enseñando a los estudiantes cómo adquirir artículos, gestionar un presupuesto y ahorrar.

“Nuestra intención no es solo dar dinero a los estudiantes y enseñarles cómo planificar un presupuesto”, agrega Ana. “Queremos motivarlos a que piensen en grande y que se pregunten: ¿Qué puedo hacer con este dinero?, ¿cómo puedo hacer que crezca para beneficiar la vida de otras personas? Creemos que esta es la clave de la verdadera educación financiera.”

Todos ganan

Lo que comenzó como un programa para el desarrollo de profesores a fin de promover la educación financiera se ha convertido en un proyecto con amplias repercusiones sociales para toda la comunidad de Peñalolén. Los 700 estudiantes que asisten al Centro Educacional Mariano Egaña se beneficiarán en la medida que la unidad de salud mejore con el paso del tiempo. Los padres y la comunidad unieron fuerzas para dar prioridad a la salud de los estudiantes. Los estudiantes adquirieron experiencia sobre cómo iniciar y gestionar un negocio a partir de la práctica y ahora trabajan con el fin de garantizar que el proyecto sea sustentable para las generaciones futuras de estudiantes.

El valor del conocimiento financiero

Según nos explica Ana, cuando le das conocimientos financieros a un estudiante, también lo empoderas en otros sentidos. “Las finanzas son una parte esencial de la vida diaria. Enseñar a los niños a gestionar los recursos financieros les enseña otras lecciones de vida, como conocer sus límites, tolerar la frustración, planificar sus objetivos, etc. Todas estas lecciones se pueden aplicar a otros aspectos de su vida.”

“Cada vez más, las empresas tienen que asumir el impacto que provocan en la sociedad. El impacto más grande que tenemos como banco es en términos de la relación que tienen las personas con sus finanzas. Somos responsables de garantizar que los programas y servicios que ofrecemos sean buenos para nuestras comunidades, de este modo podemos contribuir al desarrollo y crecimiento.”

Noor Rashid - Ganadora de Feria de Dinero, Terri Williams, VP CSR, Scotiabank, Annika Sharma - Ganadora de Feria de Dinero , and Jane Rooney, Canada's Financial Literacy Leader

Para el profesor de primaria, Paul Wisniewski, hablar con sus estudiantes sobre dinero va más allá de su asignatura de matemáticas. Se trata de impulsar a sus estudiantes para que logren alcanzar el éxito empoderándolos con conocimientos financieros.

Paul, un profesor de matemáticas de 7° grado en la escuela primaria católica St. Gabriel en Burlington, Ontario, ha enseñado a niños durante 26 años. En su experiencia, hablar sobre dinero es una gran forma de que los estudiantes participen. “Cada niño tiene una materia favorita, pero cuando hablas sobre dinero, a todos les encanta.”

Una conversación alentadora

Este año, como muchos otros estudiantes en Canadá, los estudiantes de la clase de Paul participaron en el programa patrocinado por Scotiabank llamado Talk With Our Kids About Money (TWOKAM), creado por la Fundación Canadiense para la Educación Económica (Canadian Foundation for Economic Education - CFEE). El programa tiene por objeto ayudar a los niños a poseer un mayor conocimiento sobre el dinero, de modo que puedan tomar decisiones más acertadas e informadas en su vida a través de actividades y un sitio web que promueven el conocimiento financiero para los jóvenes y que fomentan conversaciones entre padres e hijos sobre temas de dinero. Este programa incluye un día dedicado para hablar sobre el dinero con los niños (Talk with Our Kids About Money Day) en abril de cada año.

Ferias de Dinero

Dentro del marco de la celebración de este día, los estudiantes de todo Canadá participan en las Ferias de Dinero en varias provincias y lugares. Con base en el formato de una feria de ciencias, estas Ferias de Dinero ofrecen a los estudiantes la oportunidad de presentar conclusiones sobre los temas financieros de su preferencia.

Annika Sharma, una estudiante de séptimo grado en la Hilltop Middle School, elaboró un proyecto sobre el precio del transporte en Canadá. “Antes de esta feria, no sabía mucho sobre cuánto costaba un auto o cuánto costaba el pago de intereses de un préstamo para comprar uno. También tomamos en cuenta el precio de la gasolina. Cuando investigué, aprendí mucho.”

Annika concluyó que el transporte a menudo involucra un intercambio entre costo y conveniencia. Descubrió que el tránsito público era la forma de transporte menos costosa, pero que “podría ser difícil de utilizar si se tiene que ir a varios lugares o si hay que cargar con muchas cosas”. Por otro lado, vio que, si bien los autos son mucho más caros, muchas personas están dispuestas a pagar un precio por ellos, debido a la libertad y conveniencia que ofrecen.

Aprendizaje mutuo

Además de aprender sobre los aspectos relacionados con el transporte, Annika también pudo aprender de los proyectos de sus compañeros de clase. “Uno de mis compañeros presentó un proyecto sobre los aspectos primordiales de la gestión del dinero”.

“Aprendí que ahorrar dinero es muy importante y no gastarme todo lo que gano, así es posible ahorrar para la universidad desde niña o cuando sea mayor, o ahorrar para la jubilación. Y también que, si hay alguna avería en casa, tendré el dinero para repararlo rápidamente.”

Paul también comentó cómo sus estudiantes aprenden unos de los otros: “Claro, los estudiantes aprenden de la investigación que hacen, pero también aprenden cosas cuando se escuchan entre ellos. Estoy acostumbrado a ser el protagonista cuando enseño, pero cuando hacemos proyectos para la Feria de Dinero, son los estudiantes quienes se guían mutuamente”.

Mejor educados

Este año es la primera vez que Beverly Bolton, una empleada que ha trabajado en Scotiabank durante 38 años, participa en Talk with Our Kids About Money Day. Quedó impactada con los logros del programa: “Es fácil darse cuenta de que los niños vienen de varios orígenes, y quizá hay conversaciones diferentes en casa sobre dinero, sobre cómo se gasta y cómo se ahorra. Es posible ver que el dinero no era un tema que se abordaba en la casa o en la escuela. Reconozco sin duda que nunca es muy pronto para comenzar a entender lo que el dinero puede hacer por ti”.

El derecho a estar mejor

La alianza entre Scotiabank y la CFEE con respecto a este programa ayuda a los niños a estar mejor, lo que supone un paso importante para crear un mejor futuro financiero para todos. Paul comenta, “entre más pronto demos a los niños una educación financiera y les enseñemos a ser responsables financieramente, estarán mejor en el largo plazo”.

Beverly está de acuerdo, “creo que, con respecto al dinero, sin importar la edad, nunca es muy pronto para aprender a gestionarlo”.

La repercusión de esta transformación tecnológica es un tema familiar para Anna Iemma-Bonanno, Gerente de Proyectos de Scotiabank, quien ha estado trabajando en la concepción de la atención a los clientes en el banco del futuro.

Ella ha notado cómo la gran cantidad de información que tenemos al alcance de la mano ha motivado nuevos tipos de comportamiento: “las personas consultan Internet, leen los diarios y llegan al Banco muy bien informados, a diferencia de hace diez años cuando no hacían muchas búsquedas”.

Disponer de esta gran cantidad de información financiera está haciendo a los clientes cada vez más independientes. “Ahora los clientes dicen que, cuando se trata de transacciones simples, pueden hacerlas ellos mismos, y cuando creen que necesitan un experto, lo buscarán para obtener sus recomendaciones”, explica Anna.

Conocimiento financiero insuficiente

Sin embargo, cuando se trata de decisiones financieras cruciales, disponer de mucha información no siempre nos da mayor claridad para proceder. De hecho, cuando una decisión financiera puede tener repercusiones a largo plazo en el bienestar de alguien, contar con mucha información puede ser algo abrumador. En estos casos, Anna opina que “los clientes siempre necesitan contar con la asistencia de un experto que pueda validar una decisión y decir

Seminarios Scotiabank Presents

Anna es parte del equipo que creó Scotiabank Presents, una serie de clases para promover el conocimiento financiero sobre una variedad de temas de la vida real. “El programa de estudios está centrado en los grandes eventos de la vida de nuestros clientes: sus estudios, los estudios de sus hijos, su jubilación, la planificación de objetivos a corto plazo, el manejo de su presupuesto, etc.”, señala Anna. “Una de las clases más populares y que les encanta a los jubilados es: Do You Really Need a Million Dollars to Retire? (¿Realmente necesita un millón de dólares para jubilarse?”.

Las clases de Scotiabank Presents son impartidas en el área de entrada de las nuevas sucursales de Scotiabank Soluciones de Guelph y Kitchener en Ontario, Canadá. Estas clases se publican en el calendario mensual de la sucursal y en línea, y los que deseen participar pueden inscribirse personalmente o en línea. Además, son gratuitas para todos los miembros de la comunidad, sean clientes de Scotiabank o no.

Anna señala que “No hay ningún compromiso u obligación de compra al tomar estas clases. Se trata de información financiera general para la comunidad. Hemos elaborado cuidadosamente los cursos para asegurarnos de que el final de la clase no sea una invitación al cliente a reunirse con un asesor para obtener una nueva tarjeta de crédito. Ese no es el objetivo de Scotiabank Presents”.

Visión a largo plazo

Las clases están diseñadas con una visión a largo plazo en mente: hacer que los clientes y la comunidad tengan una situación financiera más saludable. Cuando las personas están preparadas para tomar mejores decisiones financieras y pueden planificar su futuro, todos ganan: los clientes, la comunidad y también Scotiabank. Tal como uno de los participantes dijo: “Es lógico que los bancos vean la educación como un servicio y así ayuden a las personas a que puedan entender sus finanzas. Esto hará que los clientes sean más leales. No solo será cuestión de dinero”.

El futuro

Scotiabank Presents está en la fase piloto y Scotiabank está afinando el plan de estudios. Pero, desde ya, Anna se muestra optimista acerca de la función que esas clases tendrán en la concepción del futuro del Banco. “La investigación (que dio origen a estas clases) se hizo en Canadá para beneficiar al mercado canadiense, pero hemos demostrado que funciona y buscamos que las sedes de servicios integrales en todas partes ofrezcan estas clases. Esto es algo en lo que estamos trabajando”.

Esta es una buena noticia para el futuro del conocimiento financiero porque cuando los clientes saben cómo tomar las mejores decisiones financieras, todos podemos estar mejor.

Nuestro progreso

Así aumentamos el conocimeinto financiero de nuestros clientes.