Invertir en los jóvenes

Invertir en los jóvenes nos permite invertir en la seguridad, estabilidad y crecimiento a largo plazo de nuestro futuro. Con orgullo trabajamos junto con asociados en la comunidad para mejorar la salud, bienestar y la educación de los jóvenes en la comunidad.


Por qué invertimos en los jóvenes

Una inversión en los jóvenes es una inversión en un futuro mejor. Al realizar inversiones estratégicas en la salud, el bienestar y la educación de los jóvenes, Scotiabank contribuye a posicionar a los jóvenes de hoy en día para convertirse en los líderes comunitarios del mañana.

Investing

Una idea ganadora: promover la educación financiera

Historia de Impacto

De acuerdo con el Índice del programa Jóvenes en la Comunidad de Scotiabank, la educación financiera es un problema urgente para los jóvenes de los países en los que el Banco tiene operaciones. Una alianza entre Scotiabank y la organización Junior Achievement Americas (JA) está logrando que cursos de educación financiera y habilidades para la vida estén disponibles para más de 50,000 estudiantes en 17 países del Caribe, Centroamérica y Sudamérica. Por medio del programa, los estudiantes reciben consejos prácticos sobre cómo elaborar un presupuesto y planificar, así como aprender a manejar sus finanzas de forma que no solo los beneficie a ellos, sino también a sus familias y a la sociedad.

Campamentos de innovación

Como parte del programa, 1,884 estudiantes adolescentes participaron en los “Campamentos de innovación” en los cuales imaginaron soluciones creativas para resolver desafíos que se enfrentan en el mundo de los negocios. Las competencias regionales continuaron al solicitarle a los equipos participantes que crearan una campaña de concientización sobre la educación financiera para jóvenes.

La idea ganadora

La idea ganadora de esta competencia regional provino de El Salvador. El equipo conformado solamente por chicas, estudiantes de contabilidad en el Instituto Nacional de Zaragoza (Sofía, Lisseth, Katya, Alejandra y Gladys) propusieron una idea de un negocio basado en una aplicación que, por medio de la utilización de las redes sociales, enseña a los jóvenes la importancia de la educación financiera y los buenos hábitos de ahorro. Lisseth explicó “nuestra aplicación tiene el eslogan “aprender haciendo”. Queremos brindar educación a los jóvenes acerca de los beneficios del ahorro y ayudarlos a poner en práctica sus conocimientos.”

Viajar al extranjero

Con el apoyo de JA y Scotiabank el equipo ganador viajó a México para presentar su idea en el Foro Internacional de Emprendedores México. “Fue un privilegio estar con más de 400 jóvenes de diferentes países y aprender de personas que consideramos modelos a seguir”, dijo Gladys.

Después del foro, las chicas también visitaron las oficinas centrales de Scotiabank México. “Aprendimos que un banco es mucho más que una sucursal y un cajero, es una gran empresa formada por muchos equipos diversos, unidos por un solo objetivo,” continuó Alejandra. “De repente pude verme a mí misma, con una carrera profesional, formando parte de un equipo que trabaja conjuntamente para resolver problemas como la educación financiera.”

Volviendo a casa

Las lecciones aprendidas por medio del programa de JA y Scotiabank han tenido un profundo impacto en el panorama futuro de estas chicas. “Nuestro plan como equipo es desarrollar nuestra aplicación con la ayuda de Scotiabank en El Salvador, lanzarlo al público y hacer que esté disponible para todos los jóvenes de nuestro país”, explicó Katia.

Pero lo más importante fue que participar en el programa ha enseñado una lección e inspirado a las chicas (y a otros jóvenes como ellas) a poner sus ideas en acción. “Creo que el programa pone los beneficios de la educación financiera al alcance de todos los jóvenes, debido a que no solamente nos enseña el aspecto teórico, sino que nos motiva a poner en práctica nuestros conocimientos”, dijo Gladys.

Historia de Impacto

El estado de los jóvenes en Perú

Las escuelas de primaria y de secundaria en Perú presentan una sólida matriculación de estudiantes, de acuerdo al Índice Jóvenes en la Comunidad de Scotiabank (YPC, por sus siglas en inglés). De los 30 países incluidos en el índice, Perú ocupa el tercer lugar en términos de matriculación escolar. En vista de que a menudo la educación es un trampolín para acceder a oportunidades y al empoderamiento en la edad adulta, esta es una señal positiva para el futuro del país.

Sin embargo, una tasa alta de matriculación escolar no significa que los jóvenes en Perú no sean vulnerables en otras áreas de su educación, por ejemplo, la educación financiera. Según el índice YPC, Perú está en el 29º lugar entre 30 países de acuerdo al índice en términos de cuentas bancarias para jóvenes, que es un indicador académico que sugiere que la educación financiera para los jóvenes es una necesidad esencial en Perú.

Según Gaby Rodríguez Larraín, Gerente Principal, Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social de Scotiabank Perú, los resultados del índice YPC indican que se debe tomar medidas al respecto. “Desde hace tiempo la falta de educación financiera ha sido un problema en Perú. A fin de detener este ciclo, debíamos encontrar el medio que nos permitiese empoderar a los estudiantes y ofrecerles un futuro financiero exitoso.”

Aprovechar una fortaleza para superar un desafío

En colaboración con Plan Internacional, Scotiabank desarrolló el proyecto llamado Formando emprendedores del mañana con el fin de construir y fortalecer las capacidades financieras.

Gaby afirmó: “nuestra asociación con Plan Internacional ha dado buenos resultados ya que ambas instituciones comparten el mismo objetivo final: mejorar la seguridad económica de los niños, niñas, adolescentes y sus familias. A fin de lograr este objetivo común, hemos podido desarrollar un nuevo medio eficaz para ofrecer un programa de educación financiera y emprendimiento para estudiantes de entre 7 y 17 años, preparando a esta generación para el éxito”.

El programa aprovecha una de las principales fortalezas de Perú, según lo indica el índice YPC, es decir, porcentajes altos de matriculación escolar en el sistema oficial de educación a fin de satisfacer una de las necesidades más importantes de este país: la educación financiera y capacitación para adquirir habilidades de vida de los jóvenes.

Marcar la diferencia

La implementación de esta iniciativa ha sido una tarea importante, que ha incluido la capacitación periódica de autoridades educativas, administradores, directores de escuelas y más de 750 profesores. Según Gaby, “para que un gran número de estudiantes tengan éxito, primero se debe capacitar a los profesores y equipar a las escuelas. Así, hemos elaborado guías para profesores y textos para los estudiantes de cada grado que responden a las exigencias pauteadas por el Ministerio de Educación. También hemos ofrecido capital inicial para programas escolares sobre emprendimiento y hemos proporcionado a los niños cuentas de ahorro gratuitas, de manera que los estudiantes puedan poner en práctica el ahorro”.

Ella agregó: “obviamente, los estudiantes son los que más se benefician con este programa. Sin embargo, de alguna manera, también estamos ayudando a los profesores, al ofrecerles herramientas para empoderarlos mejor en sus funciones como educadores”.

Resultados

“La escala de esto es verdaderamente importante. Más de 24,000 jóvenes han recibido habilidades financieras y de vida a través de Formando emprendedores del mañana. Estamos marcando una gran diferencia en el futuro de toda una generación de jóvenes peruanos… es muy emocionante”, comenta Gaby.

Los jóvenes de hoy se convertirán en los líderes comunitarios del mañana. Comprender las oportunidades y desafíos que enfrenten esos jóvenes nos permiten invertir eficazmente en su futuro, el cual beneficiará a todos en el largo plazo. Con vistas al futuro, la información provista por el índice YPC permitirá que Scotiabank entienda mejor las repercusiones del programa Formando emprendedores del mañana en el futuro de la sociedad.

Según Gaby, “Finalmente, gracias a este índice, nosotros y nuestros colaboradores perfeccionaremos nuestra estrategia para contribuir en resolver los problemas de nuestra sociedad y construir juntos un futuro mejor”.

Historia de Impacto

Según los datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas, actualmente hay más de 1,800 millones de jóvenes en el mundo (la mayor cantidad en la historia). Estos jóvenes serán los líderes, empleados y miembros de la comunidad en el futuro. Por eso, es fundamental darles las herramientas para que logren el éxito ahora si queremos que contribuyan en el futuro.

Sin embargo, muchos jóvenes tienen dificultades para salir adelante. Por ejemplo, según Food Banks Canada, más de un tercio de los 850,000 canadienses que van a los centros de ayuda alimentaria mensualmente son niños y jóvenes. De acuerdo con la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), las desigualdades socioeconómicas, que se agravan por la discriminación de género, cultura y origen geográfico, afectan el sistema público de salud en Perú. La OCDE señala que las jóvenes, así como los jóvenes (de ambos sexos) de comunidades pobres, rurales o indígenas no reciben un acceso adecuado e igualitario a información y servicios básicos de salud. Paralelamente, las dificultades en el ámbito de la educación generan en la actualidad altas tasas de desempleo para los jóvenes en Chile y Colombia (16.4% y 18.9%, respectivamente).

Centrar nuestros esfuerzos

Debido a los desafíos que enfrentan los jóvenes, es en esas áreas de dificultad que hemos centrado nuestra estrategia filantrópica en las comunidades donde operamos. Buscamos destinar 70% de nuestra ayuda filantrópica a organizaciones centradas en la asistencia en las áreas de dificultad identificadas. La inversión en la salud, bienestar y educación de los jóvenes nos permitirá invertir igualmente en la estabilidad y crecimiento a largo plazo de nuestras comunidades, y al mismo tiempo, tener un gran impacto positivo en la vida de los líderes del futuro.

Nuestra posición

Nuestro enfoque en los jóvenes afianza el compromiso adquirido con las comunidades, el cual comenzó hace 185 años. Dichas inversiones son un elemento importante de cómo ayudamos a crear una vida mejor para las personas a las que prestamos servicios en el mundo. En 2016, Scotiabank contribuyó con CAD$70 millones por concepto de donaciones, patrocinios y otras formas de ayuda para las comunidades a escala mundial.

Más que una ayuda

Para ampliar al máximo nuestro apoyo a los jóvenes, buscamos comprender más profundamente los desafíos actuales que enfrentan los jóvenes en las distintas regiones geográficas en las que trabajamos.

Con el fin de evaluar la situación de los jóvenes en el área de la salud y la educación en nuestras comunidades, contratamos al consultor especializado en estrategias GlobeScan y colaboramos con el Consejo Asesor compuesto por expertos externos de primer nivel en temas relacionados con la juventud, que provienen de países de América Latina, el Caribe y Norteamérica. Conjuntamente, revisamos, cotejamos y estandarizamos los indicadores relevantes de acceso público para crear el Índice del programa Jóvenes en la Comunidad de Scotiabank (YPC, por sus siglas en inglés), que nos ayudará a comprender mejor la situación actual de los jóvenes en Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica.

“Consideramos que este índice es una guía que nos ayudará a identificar en qué lugares las necesidades son mayores”, señala Jean-François Perrault, Vicepresidente Sénior y Economista en Jefe de Scotiabank. “Asimismo, este índice es una herramienta para ayudar a reunir a los profesionales que tratan con los jóvenes, con el fin de mejorar o crear políticas relacionadas con la juventud, identificar carencias en la información disponible, o simplemente identificar áreas problemáticas y marcar el progreso para el futuro”.

El Índice YPC brindará una plataforma que facilitará la participación de varios colaboradores en el área del desarrollo de la juventud, entre los que se incluyen gobiernos, empresas y organizaciones sin fines de lucro que se esfuerzan por enfrentar los desafíos actuales. Al hacer el seguimiento del Índice YPC, podremos medir el progreso de la sociedad en lo que respecta a cómo abordar los desafíos más importantes que enfrentan los jóvenes.

Scotiabank espera cumplir un rol clave al encarar estos desafíos que se presentan. Sin embargo, también reconocemos que el éxito a largo plazo en estas áreas depende de acciones que van más allá de una sola organización. Debemos ver cómo nosotros, como sociedad, podemos ayudar a cambiar algunos indicadores del índice YPC a largo plazo. Si todos ayudamos a los jóvenes de nuestras comunidades, podremos marcar una diferencia en el futuro de nuestra próxima generación.

Lea el Índice YPC [PDF: 977 KB] o el Libro blanco [PDF: 1 MB].

Nuestro progreso

Las siguientes estadísticas destacan nuestros esfuerzos por incrementar nuestra inversión comunitaria en los jóvenes.